CIAM no discrimina en contra de ninguna persona por motivos de raza, color, creencia religiosa, género, identidad o expresión del género, información genética, orientación sexual, edad, discapacidad, estado civil, nacionalidad o identidad étnica.

Derechos del paciente

  • Información. El paciente tiene derecho a recibir toda la información del caso tratado por medio de su médico tratante.
  • Conocimiento del médico. El paciente tiene derecho a conocer la identidad y calificaciones de su médico tratante, quien será responsable de proporcionarle toda la información necesaria que requiera, para poder elegir y, en su caso, otorgar su consentimiento a la realización de los procedimientos diagnósticos, terapéuticos, profilácticos y otros que su estado de salud precise.
  • Segunda opinión. Los pacientes tienen derecho a la libre elección de médico y sede de CIAM, así como también tienen derecho a una segunda opinión por otro especialista de CIAM.
  • Atención. El Centro Integral de Atención Médica garantiza que el proceso de atención a los pacientes se brinde atendiendo al respeto que merece el paciente independientemente del sexo, edad, valores, creencias, religión, grupo étnico, preferencias sexuales, condición médica, posición económica o condición social. La atención médica no es exclusivamente para los asegurados de Seguros G&T sino también tienen derecho de recibirla los pacientes no asegurados que así lo requieran.
  • Respeto. El paciente tiene derecho a ser tratado con respeto en todo momento por el personal médico, paramédico y administrativo de CIAM.
  • Confidencialidad. Los pacientes tienen derecho a que toda la información, comunicación y registros de la historia clínica sea manejada de manera confidencial y que sólo con su autorización puedan ser conocidos o compartidos a terceras personas.
  • Información general. No se proporcionará ninguna información sobre la atención o permanencia de los pacientes en CIAM, sin la autorización debida de los mismos.
  • Acompañamiento. El paciente tiene derecho a ser acompañado por una persona de su elección durante cualquier procedimiento que sea realizado en la atención médica que así lo requiera.

Responsabilidades del paciente

  • Información. El paciente tiene la responsabilidad de proporcionar información precisa y completa sobre sus datos personales, permitir su identificación fehaciente y estar informado de las coberturas de su póliza. El paciente tiene la responsabilidad de proporcionar información precisa y completa sobre las molestias presentes y anteriores, enfermedades, hospitalizaciones, medicamentos (incluyendo productos de venta sin receta médica y suplementos dietéticos), alergias, sensibilidades y otros asuntos relacionados con su salud.
  • Responsabilidad de pago. El paciente es responsable de asegurarse que las obligaciones financieras de su atención médica se cumplan tan pronto como sea requerido. El paciente deberá aceptar la responsabilidad de pagar por las citas que pudo haber fijado, no haya cancelado y no haya asistido.
  • Plan de tratamiento. Es responsabilidad del paciente seguir con el plan de tratamiento prescrito por el médico. El paciente y la familia son responsables de hacer preguntas cuando no entiendan lo que se les ha dicho sobre el cuidado del paciente o lo que se espera de ellos. El paciente es responsable de las consecuencias, si rechaza el tratamiento o si no sigue las instrucciones de su médico.
  • Respeto. El paciente deberá de ser respetuoso con todos los proveedores de atención médica y personal administrativo, así como con los demás pacientes, manteniendo las normas de urbanidad regularmente aceptadas por la sociedad. CIAM se reserva el derecho de admisión, atención y permanencia a los pacientes y/o acompañantes que no cumplan con el presente principio.
  • Citas. El paciente es responsable de cumplir con las citas programadas y de notificar a CIAM por medio del Contact Center cuando no se pueda presentar.
  • Consultas virtuales. Es responsabilidad de los pacientes asegurarse que su atención médica sea presencial, no se proporcionarán consultas, diagnósticos, prescripciones, planes educacionales ni recomendaciones por vía telefónica o medios virtuales.
  • Objetos olvidados. El paciente y/o familiar del paciente es responsable de la disposición de los objetos de valor de los pacientes. CIAM no se responsabiliza por los objetos que sean olvidados en sus instalaciones.
  • Menor acompañante. Los adultos quienes ingresarán para atención médica acompañados de un menor de edad, deben ser responsables de su cuidado y atención.
  • Pediatría y menores de 18 años. En el caso de los pacientes pediátricos, un familiar o un adulto responsable debe permanecer en el centro durante la estancia del paciente en las instalaciones. Los familiares o adultos responsables deberán de:
    • Continuar con su papel de responsabilidad durante todo el tiempo que se trate al menor.
    • Estar disponibles para participar en la toma de decisiones y/o designar a otros familiares o adultos responsables con el consentimiento de los padres.
    • Acompañar a los niños en todas las áreas de CIAM y asegurarse que queden acompañados si los adultos son quienes pasarán a consulta médica.
  • Acompañamiento. Los pacientes de la tercera edad e incapacitados deberán siempre de estar acompañados por un familiar o adulto responsable.
  • Ginecología. Todo procedimiento ginecológico deberá ser acompañado por un miembro del personal paramédico de CIAM (enfermería).

Consentimiento informado

El consentimiento informado es un proceso que incluye los siguientes aspectos:

  • Recibir información (u obtiene la información de alguna forma) sobre los posibles riesgos y beneficios del tratamiento.
  • Recibir información sobre los riesgos y beneficios de otras opciones, incluyendo la de no recibir tratamiento.
  • Tener la oportunidad de hacer preguntas y obtener respuestas hasta que no tenga dudas.
  • Hacer uso de la información para tomar una decisión que usted considera que es lo mejor para su interés.
  • Usted comparte esa decisión con su médico o el equipo de profesionales de la salud a cargo de su tratamiento.

Si decide recibir el tratamiento o procedimiento, normalmente se le pide firmar un documento llamado Consentimiento Informado. Una vez se completa y firma, el Consentimiento Informado es un documento legal que le permite a su médico continuar con el plan de tratamiento.